Ríos de Patagonia

box-rivers-of-pat

Excursiones en kayak y canoa por una variedad de ríos tanto en Argentina como en Chile.

Cursos de Rescate

box-whitewater-rescue

Cursos de rescate en aguas blancas para guías de ríos, instructores de navegación, kayakistas, personas que trabajan cerca o dentro de ríos y profesionales de rescate.

Aprende a Remar

learn-to-paddle

¡Aprende a navegar un kayak o canoa en ríos de aguas blancas mientras recorres los hermosos paisajes de la Patagonia!

Sacred Rides

box-sacred-rides

La excursión Patagonia "Pedal & Paddle" combina ciclismo de montaña de primera categoría con algunas aventuras en aguas blancas.

Noticias de Paddle Patagonia

Whitewater Rescue-4Sigue de cerca el blog de Paddle Patagonia. Nuestro objetivo es brindarte información y noticias actualizadas e interesantes acerca de Sudamérica y de Paddle Patagonia, como informes de nuestras excursiones, artículos de rescate y más. También nos encantaría escuchar tu opinión. Si tienes algo que te gustaría compartir con nosotros, envíanoslo y lo publicaremos en el blog de PP.
¡Saludos! Katie, Julián y el equipo de PP.

Clasificación Internacional de los Rápidos

Clasificación internacional de los rápidos:

La clasificación es subjetiva. Lo que significa que dependiendo de con quien se esté hablando nos podrá dar otra definición de esta clasificación. Algunos de los factores que la modificaran son: niveles de experiencia personales, la temperatura del agua, el nivel de agua del río, lo remoto, el país o lugar donde se este, si el río ha sido “corrido” muy pocas veces o no, etc.

Rescate en ríos, clasificación de los rápidos

Clase I – Muy fácil – Aguas casi planas muy poco turbulentas o simplemente en movimiento predecibles. Casi no se requiere de maniobras para poder navegar el rápido de manera segura. Prácticamente no existen consecuencias para un nadador con el equipo personal de protección.

Clase II – Fácil – Aguas poco turbulentas predecible. Con huecos, olas y otros obstáculos de menor importancia. Se requiere de maniobras mínimas para poder sortear obstáculos y así navegar el rápido de forma segura. Los canales de navegación generalmente son anchos y bien marcados. Prácticamente no existen consecuencias para un nadador con el equipo personal de protección.

Clase III – Intermedio – Aguas turbulentas predecibles. Con huecos, olas, obstáculos de importancia, remolinos y líneas de “eddy” peligrosos para un nadador y de alguna consideración para una embarcación. Se requiere de buena técnica y conocimiento del río para la navegación segura. Existen líneas técnicas que requieren atención. El auto-rescate es generalmente fácil pero no siempre posible en todos los casos.

Clase IV – Difícil – Aguas turbulentas poco predecibles. Con huecos, olas, socavones, sifones, coladores (obstáculos de importancia), remolinos y líneas de “eddy” peligrosos para un nadador y la embarcación. Pueden existir cascadas y saltos considerables. Se requiere de muy buena técnica y conocimiento general de navegación en ríos. Existen líneas y pasos estrechos que requieren maniobras técnicas complicadas para evitar obstáculos peligrosos. En caso de un accidente, las condiciones de rescate son dificultosas y deben ser realizadas por personas idóneas.

Clase V – Experto. Aguas muy turbulentas poco predecibles con olas, huecos, socavones, sifones, coladores (obstáculos de importancia), remolinos y líneas de “eddy” peligrosos para un nadador y la embarcación. Pueden existir cascadas y saltos peligrosos. Requiere un nivel de técnica experto y excelente conocimiento general de navegación en ríos. Maniobras extremadamente técnicas, pasos y canales angostos. Nadar es muy peligroso y el rescate es difícil aun para los más expertos.

Clase VI – No navegable – Se considera muy difícil o imposible de navegar.

Portaje – Las embarcaciones deben ser trasladadas por la costa para sortear una sección innavegable del río.

Cuando clasificamos a un río o un tramo del mismo, lo consideramos de la misma clase que su rápido más difícil.

Por Julián Tisato

Peligros + Exposición = Riesgo


por Julián Tisato

¿Alguna vez en tu excursión de kayak en el rio estuviste en una situación de peligro donde dudabas de que todo saldría bien o conoces alguna persona que estuvo en una situación similar?

Pasan los años y cada vez hay más y más kayakeros en Argentina. A la par de este crecimiento, más escuchamos de accidentes que están ocurriendo en los ríos de agua blanca. Gran parte de estos accidentes son por la falta de habilidades y conocimientos básicos de la técnica de kayak, pero también de rescate. Estos accidentes son prevenibles si los involucrados tienen entrenamiento en distintas técnicas básicas, como, por ejemplo: Técnica de nado en agua blanca, la correcta utilización de cuerdas de rescate, correcta utilización del equipo personal de protección, conceptos y estrategias de seguridad, prevención de “pie atrapado”, etc.

Es muy posible que las nuevas generaciones de kayakistas se vean atraídas por los videos extremos de los profesionales en este deporte y se “lancen” sin noción de las consecuencias, aumentando así el número de accidentes.

¿Te has preguntado cuáles son las cosas que podrían salir mal en tu salida de kayak? Y si llegasen a pasar: ¿Estás preparado para resolver esas situaciones?

Tomar cursos de técnicas de rescate en aguas blancas ayuda a, llegado el caso de un accidente, que uno tenga las herramientas para poder reaccionar en forma acertada ante situaciones imprevistas, como así también en la prevención de posibles problemas.

Tener el entrenamiento adecuado, tomando los cursos apropiados para el nivel de experiencia en que uno se encuentra, es algo que todos los kayakistas deberíamos hacer.

Las técnicas de auto rescate, rescate de víctimas y del equipamiento, son conocimientos básicos y esenciales para lograr una excursión exitosa. La rápida acción es la clave para un buen rescate y estos reflejos se desarrollan con instrucción, entrenamiento y practica constante. Ayuda mucho también, realizar salidas al río con gente que tiene una mayor capacitación y experiencia que uno en el tema para absorber sus conocimientos.

Whitewater Rescue

La prevención es la herramienta más simple y efectiva para evitar accidentes.

Peligros + Exposición = Riesgo

La idea es minimizar el riesgo y disfrutar de la actividad en la forma más segura posible. Sin embargo, los peligros siempre están ahí, son inherentes a la actividad, como también lo son manejar el auto o viajar en avión. De forma que, para minimizar el riesgo, nos queda minimizar nuestra exposición al peligro. Esto se logra desarrollando habilidades en la actividad a través de la instrucción y con la toma de decisiones acertadas que está directamente relacionada con el entrenamiento, la práctica y experiencia.

Técnica de nado en ríos de agua blanca


por Julián Tisato

Nado en agua blancaCasi todos sabemos nadar en una pileta o en un lago. Pero nadar en el río entendiendo los diferentes tipos de corriente que existen es otro tema. Una de la herramientas mas importantes en el río para un auto-rescate o rescate de un tercero, es saber como nadar bien.

Hay básicamente dos tipos distintos de corrientes en el río. Las corrientes Laminares y las Helicoidales. La primera, es la que fluye río abajo en forma de laminas como una cebolla, en vectores rectos. Estas cambian la dirección de este vector al chocar contra un obstáculo (rocas, orilla, palos, etc.). Podemos identificarla fácilmente ya que es comúnmente denominada ” la corriente”. Las corrientes helicoidales son las que fluyen en forma de ondas desde el lecho del río hacia arriba, (hacia el cielo) o viceversa. Esta ultima esta presente en ‘las lineas de eddie’. Estos dos tipos de corrientes que acabamos de mencionar son muy predecibles. Pero aprender a identificarlas, diferenciarlas y utilizarlas en nuestro favor para ser eficientes en el río lleva su tiempo.

Cuando hacemos los ‘ferries’ en el kayak, al nadar es lo mismo. Hay que pensar que el cuerpo de uno es un kayak. Debemos entrar y salir de las corrientes como tal, con los ángulos apropiados. Estos ángulos son; si nos imaginamos el río como a un reloj, siendo río arriba las 12 en punto, los ángulos que queremos para entrar en un ‘eddie’ serian entre siete y nueve o entre tres y cinco dependiendo del lado del río al que nos dirijamos. Si vamos a salir del ‘eddie’, debemos respetar los ángulos que estarían entre las diez y once o entre la una y las dos dependiendo del lado del río al que nos dirijamos. Es importante al hacer esto, cortar la linea del ‘eddie’ con envión para poder atravesarla sin que nos quedemos atrapados en esta. Hay diferentes técnicas para hacer esto, pero una de las mas usadas es la de tratar de sostener el cuerpo lo mas “plano” posible sobre la superficie del agua para minimizar el efecto de las corrientes helicoidales sobre tu cuerpo.

Aprender a elegir los mejores lugares para hacer un ‘salto en la corriente’ y aprovechar al máximo el envión para cruzar el río, también es una habilidad muy importante de conocer.